UGT firma el convenio de gasolineras de Bizkaia

Tras año y medio de negociación, se llega al acuerdo para 500 trabajadores. El convenio tiene una vigencia de 3 años, con incrementos salariales referenciados al IPC
Print This Post
  
  
Email This Post   


Después de año y medio de negociaciones, hoy se ha firmado el convenio de Estaciones de Servicio de Bizkaia, que tendrá una vigencia de 3 años, e incrementos salariales de acuerdo al IPC. La propuesta final ha sido aceptada por la totalidad de la representación empresarial –Aevecar y Estaservi-Cebek- y por UGT, CCOO y LAB, que suman el 55% de la parte sindical.

Este convenio afecta a cerca de 500 trabajadores, distribuidos en unas 100 estaciones de servicio, establece una vigencia de 3 años, 2017 – 2019, y en términos salariales, el acuerdo contempla incrementos, en todos los conceptos, del 1,2 y 1,4% para los años 2017 y 2018 respectivamente, mientras que para el 2019 se aplicará el IPC del año 2018 de la CAV. Esta fórmula mixta de incremento salarial garantiza el mantenimiento del poder adquisitivo, ya que en los dos primeros años de vigencia del convenio, el incremento es coincidente con los IPC de los años anteriores y, en el último, se vincula directamente a este parámetro. El plus de transporte se incrementa hasta en 0,10 €/km.

UGT considera positivo este acuerdo, ya que, por un lado, conseguimos un incremento salarial que durante la vigencia del acuerdo garantiza que los salarios no perderán poder adquisitivo con respecto a la inflación, y por otro, evitamos que se modifique a la baja cualquiera de las condiciones laborales contempladas en el convenio provincial y que tanto han costado conseguir.

Los representantes de UGT destacan el riesgo que han corrido los trabajadores/as del sector de perder el convenio colectivo de Bizkaia, por llegar al final del periodo de ultractividad sin que hubiese una mayoría sindical dispuesta a la firma. De no haberse conseguido esta mayoría en el último momento, el convenio provincial hubiera perdido su vigencia dejando paso al convenio estatal, de contenido claramente inferior, y que hubiera sido aprovechado por las distintas patronales para desregular las condiciones laborales en un sector poco homogéneo en este aspecto. En el caso de haberse producido esta situación, es preciso dejar claro que la responsabilidad hubiera sido de quien, por acción y omisión, dejase morir el convenio provincial.