UGT convoca también huelga en el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de Bizkaia

Tras la reunión de esta mañana con la patronal, en la que insiste en su inmovilismo en el convenio, sin renovar desde 2015. Después de meses de movilizaciones, los representantes empresariales no pueden presentarse sin nuevas propuestas cuando las trabajadoras llevan 3 años perdiendo poder adquisitivo. Pedimos subidas ligadas al IPC y un mínimo garantizado del 3% de subida salarial.
Print This Post
  
  
Email This Post   


UGT convoca también huelga en el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de Bizkaia, después de que la patronal del sector, en la reunión de esta mañana con los sindicatos, haya sido incapaz de hacer una propuesta para renovar el convenio, para 1.500 trabajadoras, sin actualizar desde 2015.

De esta forma, UGT convoca 12 días de huelga, en coincidencia con ELA, LAB y USO, con los que mantiene la unidad de acción sindical y comparte propuestas y reivindicaciones en la mesa de negociación.

La huelga está convocada para el próximo lunes 29 de octubre, con una movilización también conjunta en Gernika. En noviembre se realizará huelga  los días 22, 23, 26 y 27 y en diciembre los días 24, 26, 27, 28, 29, 30 y 31.

UGT exige seriedad a la patronal en la mesa de negociación. Después de meses de movilizaciones, los representantes empresariales no pueden presentarse instaurados en el inmovilismo,  cuando las trabajadoras llevan 3 años perdiendo poder adquisitivo. Pedimos subidas ligadas al IPC y un mínimo garantizado del 3% de subida salarial.

Además, debe contemplar mejoras en un servicio esencial para muchas personas dependientes donde las trabajadoras vienen perdiendo derechos laborales, convirtiendo este empleo cada vez más precario, con una creciente temporalidad y jornadas parciales, cada vez nos exigen más flexibilidad y esto nos impide la conciliación de la vida laboral y personal.

UGT reclama también una mayor implicación de los Ayuntamientos, que gestionan los servicios, algunos adoptaron compromisos en sus plenos, que a día de hoy no se han cumplido, como la inclusión en los pliegos de condiciones de la subrogación de las trabajadoras, reconocimiento de las horas necesarias para garantizar el servicio y una dotación presupuestaria mayor.