Trabajadores/as de Limpieza de Edificios y Locales de Alava inician movilizaciones en defensa del convenio

Tras año y medio en la mesa de negociación, la patronal insiste en vincular subidas salariales irrisorias con rebajar las condiciones de los complementos en baja por enfermedad.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Al grito de “Por un convenio digno, movilización”, los trabajadores/as de Limpieza de Edificios y Locales de Alava, han iniciado hoy movilizaciones por el convenio, con un a concentración, a las 17.00h de la tarde en la plaza de la Virgen Blanca.

La convocatoria se ha realizado por parte de todos los sindicatos, en unidad de acción, UGT es mayoritario en el sector, en defensa de los derechos de los trabajadores del sector de limpieza, sobre 2.000 trabajadores/as. Y anuncian que las movilizaciones irán en aumento si la patronal no atiende las reivindicaciones sindicales.

Los representantes sindicales han hecho extensible este llamamiento a todos/as los trabajadores/as del sector de limpieza, ya que “lo que está pasando con el convenio de limpieza no es un caso aislado. Actualmente, todos los convenios de sector, tanto provinciales como de comunidad autónoma están siendo bloqueados por la actitud intransigente de las empresas en la negociación”.

Año y medio de reuniones

Los sindicatos consideran que es el momento de salir a la calle para denunciar lo que ocurre en un sector en que la patronal “sólo quiere conseguir beneficios a costa de recortar todavía más los derechos a estos trabajadores/as”.

La negociación del convenio comenzó en el año 2016. “Veníamos de un convenio firmado para tres años 2013-1015, negociado en plena crisis económica, en el que tuvimos que combatir una reforma laboral muy dura. A pesar de todo, se consiguió garantizar los derechos de los trabajadores y mantener el convenio, aunque sin incremento económico”.

Las posturas de la mesa negociadora han ido variando a lo largo de este año y medio hasta llegar a un punto, en el que los sindicatos estamos reclamando una subida económica del IPC del año anterior, con lo que se garantice el incremento de lo que va subiendo la vida. Pero la patronal -APEL y ASPEL-, dividida en sus ofertas económicas siempre por debajo del IPC y vinculando su propuesta a rebajar las condiciones en casos de bajas por enfermedad”.

Los representantes sindicales creemos que la petición de subida con respecto al IPC es más que razonable y más que asumible por las patronales, que sin embargo, “sólo quieren recortar de donde sea”.