Mayoritario seguimiento en la segunda jornada de huelga en la enseñanza concertada de Euskadi

La segunda jornada de huelga en la enseñanza concertada de iniciativa social de Euskadi ha tenido un seguimiento mayoritario, en orden del 70% al igual que ayer, en un sector de 250 centros, que cuenta con 9.000 docentes y 120.000 alumnos. Hoy se han movilizado en Bilbao, Vitoria-Gasteiz y Donostia, por la renovación del convenio.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Los cinco sindicatos con representación en el sector, en el que está UGT Enseñanza, tienen prevista otras cuatro jornadas del huelga, del 27 al 30 de noviembre, en caso de que no haya movimientos por parte de las patronales del sector, Kristau Eskola y AICE-IZEA,  para actualizar el convenio, no sólo los salarios, sino también las condiciones laborales, entre ellas “dedicar más horas a planificar las clases, a preparar materiales para atender la creciente diversidad de nuestras aulas para poder dar una atención integral a las familias”.

Los representantes sindicales explican que “los trabajadores/as de la enseñanza concertada  de iniciativa social llevamos 10 años sin convenio, desde el 2010,  y después de  sufrir los recortes que decidieron aplicar las patronales del sector, que los jueces declararon nulos, nuestros sueldos siguen siendo los mismos que teníamos en el 2009”.

Se han realizado más de 35 reuniones, pero la patronal Kristau Eskola sigue sin presentar propuestas serias. La enseñanza ha evolucionado estos 10 últimos años, pero las condiciones laborales siguen estancadas en este sector.

Los representantes sindicales ponen especial énfasis en “dos de los colectivos más feminizados y por lo tanto con peores condiciones laborales: las profesoras del primer Ciclo de Infantil y las Especialistas de Apoyo Educativo (EAEs), con unos sueldos que en algunos casos no superan los mil euros, pero con unas jornadas laborales que superan en más de 300 horas las del resto de docentes. Creemos firmemente que la calidad de la enseñanza en la red concertada y nuestros derechos laborales van de la mano”.

Los sindicatos reclamamos un convenio sectorial que nos devuelva la  dignidad laboral a los trabajadores/as de la enseñanza y, por ello, están dispuestos a continuar durante este curso 2018/19 con las movilizaciones si las patronales siguen sin avanzar en la negociación.