La precariedad se instala en el mercado laboral vasco

Según datos dados a conocer hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en 2017 ha bajado el desempleo en Euskadi, pero a costa de la temporalidad y los contratos a tiempo parcial. UGT hace un llamamiento al Gobierno vasco y a agentes sociales a consensuar políticas de empleo que generen confianza tanto en los trabajadores/as como en las empresas.
Print This Post
  
  
Email This Post   


A pesar de que el número de desempleados/as haya descendido en 2017 en Euskadi, según los datos dados a conocer hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ha sido a costa de la temporalidad y los contratos a tiempo parcial. “La precariedad se instala en el mercado laboral vasco”, advierte Maribel Ballesteros, Secretaria de Política Sindical e Institucional de UGT- Euskadi, quien hace un llamamiento al Gobierno vasco y agentes sociales a consensuar políticas de empleo que generen confianza tanto en los trabajadores/as como en las empresas.

Sólo el 22% de los parados vascos cobra prestación por desempleo

Hay un dato muy significativo que refleja la realidad del empleo, tan precario, en Euskadi -afirma Maribel Ballesteros- y es que de los 127.547 trabajadores/as desempleados/as sólo 28.073 (22%) cobran la prestación contributiva por desempleo, la que generamos con acumulación de días trabajados y hasta 47.657 (37%) los que reciben algún tipo de cobertura o subsidio, 20 puntos menos que en el Estado, que está en el 57,9%”.

Más de 958.000 contratos en un año 

La representante de UGT-Euskadi destaca también que “para que los parados hayan bajado a lo largo de este año en 8.626 personas se han tenido que realizar nada menos que 958.100 contratos en Euskadi a lo largo de 2017 y, de estos, sólo 73.328 (7,65%) han sido indefinidos.”

Por ello, reclama políticas que den estabilidad al mercado laboral vasco y hace un llamamiento al Gobierno vasco para consensuar entre los agentes sociales implicados, tanto políticos, empresariales y sindicales, políticas de empleo y un compromisos para generar estabilidad en el empleo que se cree

Es imprescindible impulsar la demanda para afianzar el crecimiento económico”, afirma Maribel Ballesteros, y “para ello es necesario que crezcan las rentas del trabajo desde salarios hasta pensiones, reorientar las políticas económicas con medidas expansivas, al tiempo que se cambia el enfoque hacia la redistribución de la renta”. Para UGT es fundamental un reparto más equitativo de la riqueza.