“La brecha salarial es la punta del iceberg de la discriminación de la mujer”

Con motivo del Día Internacional de la Mujer – Emakumeen Nazioarteko Eguna, el Secretario General de UGT-Euskadi, Raúl Arza, ha hecho público un estudio del sindicato con datos actualizados de la brecha de género a lo largo de la vida de la mujer en Euskadi, con datos en brecha salarial, contratación, desempleo, renta de garantía de ingresos y pensiones, entre otros , que demuestran que “la brecha salarial es la punta del iceberg de ka discriminación de la mujer”
Print This Post
  
  
Email This Post   


En la rueda de prensa, Raúl Arza ha estado acompañado por la Secretaria de Política Sindical de UGT-Euskadi, Maribel Ballesteros, quien ha hecho un llamamiento a las 2 horas de paro convocadas por este sindicato a nivel nacional. “Una acción que trasciende nuestro entorno y que va a ser contundente a nivel muldial, un punto de inflexión, sin vuelta atrás”.

Concentraciones

Maribel Ballesteros ha presentado los actos convocados por UGT-Euskadi para mañana, 8 de marzo, en las tres capitales vascas, con el lema

Contra las violencias machistas

contra la brecha salarial

contra la precariedad laboral

VIVAS, LIBRES, UNIDAS

POR LA IGUALDAD

Las concentraciones se llevarán a cabo en Bilbao, a las 12.00h de la mañana, en la plaza Bizkaia, y en Donostia y Vitoria-Gasteiz a las 12.30h, en la subdelegación del Gobierno y plaza de la Provincia, respectivamente.

La brecha de género a lo largo de la vida de la mujer en Euskadi” es el título del estudio realizado por UGT-Euskadi, en el que se constata que Euskadi es una de las 11 comunidades autónomas en las que aumenta el brecha salarial entre 2014 y 2015. Según datos de la EPA y de la Encuesta de Estructura Salarial, la brecha salarial ha subida del 23,95 en 2014 al 24,29 en 2015, lo que supone una diferencia salarial de 7.551,93 euros a favor de los hombres.La brecha salarial en Euskadi está por encima de la media nacional (22,8 %).

rueda prensa
Raúl Arza ha destacado que la reactivación económica mejora la situación del hombre y empeora la de las mujeres, según se puede observar en los datos de paro registrado entre enero de 2013 y enero de 2018. En el primero, la crisis igualó a hombres y mujeres, 86.403 parados hombres y 88.878 paradas mujeres frente a la distancia que se ha vuelto a establecer en enero de 2018, con 55.672 hombres desempleados y 72.326 mujeres desempleadas.

En el estudio se refleja la existencia de la brecha de género en la contratación. En el año 2017, casi el 79% de los contratos en la industria, donde el empleo es más estable y hay mejoras condiciones retributivas, estaban ocupados por hombres, mientras que en el sector servicios, con empleo más temporal y precarizado, los datos se invierten y son el 59% de los contratos para las mujeres.

Esa cifra se repite en los datos en el tipo de jornada en los contratos que se convierten en indefinidos, con el 74% de los que se realizan a jornada completa ocupados por los hombres y el casi el 54% de los realizados a jornada parcial por las mujeres.

La brecha de género se percibe también en los perceptores de RGI en nuestra Comunidad autónoma con complementos de trabajo mayoritariamente a las mujeres (7.863 de 11.986), igual que a pensionistas mujeres, que se complementan a 10.310 de los 15.390 pensionistas que en enero de este año se les complementaba su pensión.

Igualdad y corresponsabilidad

Raúl Arza ha dado datos sobre la conciliación y la corresponsabilidad. Según datos del Gobierno vasco, el 92% de las personas que pidieron excedendia o reducción de jornada para cuidar hijos; el 80% de las excedencias o reducciones de jornada para atender y/o cuidar familiares enfermos fueron MUJERES y el 71% de las personas que solicitan ayudas económicas para contratar apoyo en el hogar fueron MUJERES

Ante esta realidad, el Seccretario General de nuestro sindicato ha abogado por pasar de las medidas de conciliación a las de corresponsabilidad, con una apuesta de las Administraciones por fomentar las guarderías, las residencias de mayores o la ayuda a domicilio, para evitar que uno de los miembros de una pareja se vea obligado a abandonar su carrera profesional para cuidar a sus hijos o a sus mayores.

Ha señalado que la igualdad es un problema de todos y de todas y que es muy complicada la negociación con las empresas, a las que cuesta reconocer que no existe igualdad en su ámbito laboral.


Las pensionistas, 660 euros de diferencia

El estudio de UGT-Euskadi refleja que la situación que tiene la mujer a lo largo de la vida laboral se ve reflejada en lo que después perciben en las pensiones, con una diferencia de 660 euros al mes con respecto a los hombres en las pensiones de jubilación en Euskadi, en datos de febrero de este año.

De las pensiones más altas, los que cobran más de 2.000 euros, sólo el 25% son mujeres (23.156 frente a 71.292 hombres) y de las pensiones que cobran por debajo del SMI (735,89 euros) el 77% sonmujeres (152.522 frente a 45.263 hombres).

Por todo ello, ha reclamado la aprobación de una Ley de Igualdad salarial que incluya el concepto de “trabajo de igual valor” y que además recoja sanciones ejemplarizantes para la igualdad salarial entre mujeres y hombres.

Raúl Arza ha reclamado también aquí, en el ámbito vasco reactivar la negociación colectiva para atajar la desigualdad en las empresas y que se haga efectiva la obligación por ley de las empresas de más de 250 trabajadores/as a elaborar un plan de Igualdad.