UGT interpone una demanda contra Marsegur por no respetar las condiciones laborales de los vigilantes subrogados del cuartel de Loyola de Donostia

El sindicato que ya ha presentado denuncia en Inspección de Trabajo no descarta acudir también a la vía penal
Print This Post
  
  
Email This Post   


FeSMC-UGT en Gipuzkoa, ha interpuesto una demanda en el Juzgado de lo Social a la empresa Marsegur, por no respetar las condiciones laborales de los vigilantes de seguridad del cuartel de Loyola de Donostia, que fueron subrogados el pasado día, 1 de mayo de 2017. Al mismo tiempo el sindicato ha presentado una denuncia en Inspección de Trabajo por este mismo motivo, que en la práctica supone que los vigilantes afectados vean reducidos sus salarios en más de un 30%.

Esto se debe a que la nueva empresa, Marsegur, les está aplicando su propio convenio de empresa, que está muy por debajo del convenio estatal del sector tanto en salarios como en condiciones laborales. En concreto, el convenio de empresa firmado para 10 años, recoge un salario base de unos 700 euros, casi 200 euros por debajo del estatal, y un plus por nocturnidad que se paga a 10 céntimos la hora, lo que supone 9 veces menos que lo fijado en el convenio del sector de Seguridad Privada, entre otras cuestiones.

El responsable de seguridad privada de UGT en Euskadi, Isidro Campo, señala que para mayor agravio, la empresa está aplicando en estos momentos un convenio de empresa que a principios de mayo de este mismo año, la Audiencia Nacional ya lo consideró nulo.

Aunque la sentencia se encuentra recurrida por la empresa, hasta nueva resolución, Marsegur debería en cualquier caso aplicar el Convenio Estatal del Sector de Seguridad Privada. “Más si se tiene en cuenta que, en este caso concreto, los trabajadores han sido subrogados y por tanto las condiciones laborales más beneficiosas deben ser respetadas” advierte el responsable del sindicato.

Además Isidro Campo critica con dureza las maniobras de la empresa, que tras declarar la Audiencia Nacional nulo ese primer convenio, Marsegur trató de firmar un segundo convenio de empresa, que la Dirección General de Empleo denegó su registro y publicación, al apreciar la existencia de graves deficiencias en la conformación de la mesa negociadora. Dicha situación llevó a la Dirección General de Empleo a actuar de oficio y proceder a su impugnación ante la Audiencia Nacional.

Ante esta situación, Isidro Campo, advierte que al no aplicar el convenio Estatal del Sector de Seguridad Privada, Marsegur no sólo está incumpliendo la legislación vigente en detrimento de sus trabajadores, sino que además se están produciendo situaciones de infracotización a la Seguridad Social, con el perjuicio que ello supone.

El sindicato no descarta la formulación de una futura denuncia penal por un delito contra los derechos de los trabajadores.