Basta ya de excusas, hay que firmar los convenios de aquí, con subidas salariales

Ante la subida del IPC, UGT-Euskadi urge a los otros sindicatos y a la patronal vasca a renovar los acuerdos territoriales, porque es urgente y más necesario que nunca que los salarios recuperen poder adquisitivo.
Print This Post
  
  
Email This Post   


Ante la subida del IPC, que se sitúa en índices positivos (1,6), UGT-Euskadi reclama a los otros sindicatos y a la patronal vasca a dejarse de excusas y sacar adelante los convenios de aquí. La Secretaria de Política Sindical de UGT-Euskadi, Maribel Ballesteros advierte sobre la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores que ven como su convenio, un año más, sigue sin negociarse. “Es urgente y más necesario que nunca -afirma- que los salarios recuperen poder adquisitivo y eso solo se logrará si nos ponemos con urgencia a negociar y firmar los convenios colectivos en Euskadi, tanto las patronales como los sindicatos somos los responsables de sacar adelante este reto con inmediatez.”

La representante de UGT-Euskadi recuerda que estamos a mes y medio de finalizar el año 2017 y los convenios colectivos de ámbito territorial siguen sin ser renovados en una amplia mayoría, con las consecuencias negativas que dicho bloqueo tiene para los salarios y las condiciones laborales de los y las trabajadoras vascas.

Los salarios deben crecer. Es necesario para los impuestos que garantizan nuestra sanidad, educación y protección social. Es necesario para el sistema de pensiones. Y es necesario para el consumo. Egoístamente, los empresarios deberían de pensar que esto es bueno también para sus negocios.

Maribel Ballesteros asegura que con un IPC en índices positivos (1,6) la pérdida de poder adquisitivo de las personas que ven como su convenio un año más sigue sin negociarse y firmarse se acumula con lo que las consecuencias de una relentizacion del consumo en las próximas fechas que se acercan es una realidad muy posible, cuyo efecto inmediato será una nueva recesión de la economía.

Basta de excusas que solo intentan justificar lo injustificable -afirma- y saquemos adelante los convenios de ámbito territorial provincial y de Comunidad para que el Acuerdo de Estructura de la Negociación colectiva firmado por todos los sindicatos y la patronal de Euskadi tenga algo que proteger y aplicar prioritariamente que es su razón de ser”.

UGT va a seguir insistiendo en plantear, en la negociación colectiva, incrementos salariales que recuperen poder adquisitivo para los trabajadores/as, con cláusulas de garantía que preserven las subidas negociadas de la evolución de los precios y un salario mínimo de convenio de al menos 1.000 euros mensuales.